La Accesibilidad en la Web (Parte 1)

La Accesibilidad, definida como la facilidad con que las personas con algún grado de discapacidad pueden acceder a los contenidos de un sitio web, es un tema que los diseñadores y programadores para web deben tomar en cuenta en sus proyectos. Esto será posible únicamente a partir del reconocimiento del derecho de acceder a contenidos de las personas con capacidades especiales y del conocimiento de sus limitaciones y particulares modos de acceso a Internet.

¿Qué es Accesibilidad?

A menudo (aunque no tanto como querríamos) descubrimos que la infraestructura de las grandes ciudades cambia en el sentido de favorecer el acceso y la movilidad de personas con algún grado de discapacidad física. Rampas allí donde solo había escaleras, puertas más amplias y sanitarios especialmente adaptados son solo algunos ejemplos de esta nueva forma de integrar a nuestros semejantes.

Este sano fenómeno se expresa también en la Web donde los diseñadores comienzan a tomar en cuenta en sus proyectos los aspectos que harán sus contenidos accesibles a personas con minusvalías.

Surge así el concepto de Accesibilidad, definida en términos generales como la facilidad con que las personas con minusvalías pueden interactuar con los sitios Web. Un sitio accesible es aquel en que los elementos de diseño como el color, el tamaño de las fuentes y la disposición de los elementos no dificultan la comprensión del contenido del sitio.

Definición de minusvalías

Las minusvalías pueden dividirse en las siguientes categorías:

  • Deficiencias visuales
  • Deficiencias auditivas
  • Deficiencias motoras
  • Deficiencias cognitivas

Cada una de estas categorías incluye un conjunto propio de estados. Por ejemplo, dentro de las deficiencias visuales se engloba problemas de visión baja, daltonismo y ceguera. Las herramientas y técnicas desarrolladas para abordar aspectos relacionados con invidentes son muy diferentes a las destinadas a resolver problemas de daltonismo.

Quizás la categoría más diversa es la de las deficiencias cognitivas. En este grupo de incluyen las personas con desordenes epilépticos, así como personas con minusvalías asociadas con problemas de aprendizaje y desarrollo.

Este tipo de usuarios suelen confiar en equipos y aplicaciones especiales para acceder al contenido Web.
Estas herramientas, conocidas como tecnologías auxiliares, incluyen desde lectores de pantalla hasta pantallas táctiles y punteros de cabeza. Un aspecto crucial de su funcionamiento es el de operar sobre contenidos aptos para ser leídos y procesados de manera no convencional. Es responsabilidad de los diseñadores que esto resulte posible.

Otras limitaciones

A estas categorías deben agregarse las minusvalías temporales. Imaginemos una persona con una fractura de muñeca que le impide manejar correctamente el mouse y está obligado a utilizar la Web para su trabajo diario.

Asimismo resulta importante tener presente que a medida que envejecemos crecen las posibilidades de vernos afectados por algún tipo de minusvalía. De hecho, casi el 75% de la población de más de 80 años sufre algún tipo de deterioro en sus capacidades.
Por lo tanto, la accesibilidad no es una cuestión de abrir las puertas a esta gente sino de mantenerlas abiertas. La accesibilidad brinda un nivel de independencia que la edad podría convertir el algo difícil.

Adicionalmente, los sitios accesibles posibilitarán a los usuarios de capacidades plenas el completo acceso a los contenidos independientemente de la aplicación de usuario que utilice (navegador estándar, navegador de voz, navegador de texto, teléfono móvil, etc.) y de las limitaciones del entorno en el que opere (entornos ruidosos o silenciosos, habitaciones infra o supra iluminadas, entorno de manos libres, etc.).

Iniciativa de Accesibilidad Web (Web Accessibility Initiative WAI): un camino

La Iniciativa de Accesibilidad Web del World Wide Web Consortium representa un camino definitivo a la hora de encarar el desafío de la accesibilidad. En ese sentido ha emitido una recomendación denominada Pautas de Accesibilidad del Contenido en la Web donde se explica cómo hacer accesibles los contenidos de la Web a personas con discapacidad.

El documento contiene un apéndice que estructura todos los puntos que deberían tenerse en cuenta a la hora de desarrollar un sitio para Web organizados como puntos de verificación por tema y prioridad, comprendiendo imágenes, multimedia, tablas, marcos, formularios y scripts.

Cada una de las 14 directrices de las Pautas de Accesibilidad tiene asociado un nivel de prioridad:

  • La Prioridad 1 engloba las acciones que los diseñadores "deben" adoptar para que un sitio sea accesible.
  • La Prioridad 2 incluye las acciones que los diseñadores "deberían" adoptar para que un sitio sea accesible.
  • La Prioridad 3 representa las acciones que los diseñadores "pueden" adoptar para mejorar la accesibilidad de un sitio.

Los puntos de la Prioridad 1 establecen la base de los estándares de accesibilidad de prácticamente todos los países donde se ha adoptado una política formal de accesibilidad.

Deja un comentario